,

Historia del Tacógrafo

Historia del Tacógrafo
5 (100%) 2 votes

De sobra conocido por quienes nos dedicamos al sector del transporte de pasajeros por carretera, el tacógrafo, es ese aparato de control que tiene tantos amigos como enemigos, que levanta tantas pasiones como odios, y cuya obligatoriedad suscita opiniones para todos gustos. Hoy en nuestro Blog, os contamos algunos datos acerca de la historia del aparato y la obligatoriedad de su uso.

La misión del Tacógrafo en el autobús es la de registrar datos referentes a la marcha del vehículo, y a las actividades del conductor; velocidad y kilómetros recorridos, tiempos de conducción y descanso de los conductores de autobús, y tiempo de los mismos dedicado a otras actividades.

 

El invento del Tacógrafo

Tal y como lo conocemos hoy en día, el tacógrafo que se emplea en los autobuses, es simplemente una adaptación de los equipos que se usaban para registrar los sucesos en el ferrocarril.

La invención del tacógrafo para medir la velocidad de las locomotoras, se atribuye al alemán Philipp Christian Maximilian Maria von Weber, un ingeniero nacido en Dresden en el año 1822 e hijo del famoso compositor Carl Maria von Weber.

El invento de este ingeniero Alemán, sería posteriormente desarrollado en Suiza por Gustav Adolf Hasler, quien lo fabrica por primera vez en 1887.

Tan sólo unos años después, en 1891, HaslerRail registra su primera patente del diseño de un equipo que permitía el registro de la velocidad, el tiempo y la distancia recorrida por una locomotora. Será el Hasler3950, también conocido como TEL, en abreviatura de Telegraphenwerkstätte G.Hasler.

La necesidad

Con el auge del transporte en ferrocarril y su industria, las diferentes compañias comienzan a mostrar interés por el registro de lo que sucede en el tren durante el recorrido, no sólo por motivos de optimización, esta información también cobraría vital importancia en caso de que ocurriese algún incidente.

El tacógrafo como aparato se desarrolla, diseño y funciones se sofistican, y finalmente, llega a los vehículos transporte de viajeros por carretera ante la necesidad de obtener información sobre los tiempos de trabajo de los conductores profesionales y registrar y controlar sus actividades diarias de una forma efectiva, con el fin de mejorar las condiciones de trabajo y la seguridad vial.

Legislación

Alemania fue el primer estado en aprobar una normativa que establecía como obligación la instalación de un equipo de control y registro en todos aquellos vehículos comerciales cuya masa máxima estuviera por encima de los los 7.500 kilos. Fue en en 1952.

Unos años más tarde aparece la primera norma que establece la obligatoriedad,  para todos los Estados de la CE,  del registro de la actividad del conductor. Fue publicada en el Diario oficial de las Comunidades Europeas en 1969. El reglamento CEE 543/69 del Consejo, establecía la obligación de reflejar todas las actividades de la tripulación de manera diaria, aunque en una libreta. La sustitución de dicha libreta por un aparato mecánico de control, ya estaba prevista y era sólo cuestión de tiempo.

En Septiembre del año 1986, entra en vigor el reglamento CEE 3821/85 del Consejo de 20 de diciembre de 1985 por el cual se establece la obligatoriedad de la instalación de una aparato de control para toda Europa

Obligatoriedad en España

Con su entrada en la Unión Europea el 1 de Enero de 1986, España debe aplicar la obligatoriedad de la implantación del tacógrafo en el transporte terrestre de viajeros, como cualquier otro país de la Unión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debes aceptar nuestra política de privacidad para comentar *